miércoles, 21 de noviembre de 2012

EL FRENTE NACIONAL





























































































































































































































































































































































































































EL FRENTE NACIONAL







El Frente Nacional en Colombia

el frente nacional para algunos fue la coalición política y electoral colombiana entre liberales y conservadores vigente entre 1958 y 1947 por intención también se refiere al periodo histórico de dichos años la principal característica de este periodo fue el acuerdo de igualdad entre los dos partidos  durante este proceso ya que planteaba que estos se alternaran a la reorganización del país luego del periodo presidencial del general rojas pinilla        

Hay muchos quienes denominan el frente nacional como la mentira más grande que ha vivido Colombia. Pues se da durante un periodo en donde la democracia estaba en crisis. Así pues, se tomó la decisión de dividir el gobierno en periodos alternados de 4 años cada uno, entre los partidos tradicionales – liberales y conservadores –, pues así la idea era restablecer el orden democrático del país que atravesaba una gran crisis después de los gobiernos de Laureano Gómez (1950-1953) y el General Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957). Esto provocó un conflicto de intereses entre los mismos partidos, pues el interés no era ya lograr obtener el gobierno como partido, sino dentro del mismo partido luchar por ser la figura representativa, haciendo que los partidos se fracturaran por dentro.

La historia de los partidos a comienzos de 1900 atravesaba un momento donde el poder se concentraba en manos de los conservadores. Es sólo hasta 1930 que Enrique Olaya Herrera candidato liberal, retoma la figura de la presidencia, dando comienzo a la “República Liberal” y con esto haciendo un cambio a las políticas de estado que se venían adoptando hasta el momento. Durante este periodo que dura hasta 1946, se adopta una posición de estado intervencionista, la función social de la propiedad, reformas agrarias, libertad de cultos, el derecho a la huelga y la creación de una ciudad universitaria, entre otras cosas. Además de estos cambios del gobierno liberal, se encuentran algunos como la reforma constitucional de 1936, llevada a cabo por López Pumarejo con la “revolución en marcha”, reforma –valga la redundancia- que introdujo grandes cambios constitucionales sobre el estado liberal.
Finalmente la republica liberal tiene fin en el año de 1946 por la división que causó Jorge Eliecer Gaitán, quien era entonces candidato presidencial y fue asesinado en 1948. Gaitán generó conflictos con el partido liberal por ir en contra de los postulados de López Pumarejo, fenómeno que dio paso a la creación del grupo UNIR (Unión Nacional de Izquierda Revolucionaria), aunque mas adelante vuelve al partido liberal esta vez como jefe y único candidato a la presidencia, hasta su posterior asesinato.
Con este suceso se da “El Bogotazo”, hecho histórico-político que llevó a las masas al caos y pánico total provocando grandes desastres dentro de la capital y todo el país. Estos hechos deben ser asumidos por el gobierno de Mariano Ospina Pérez (1946-1950) quien es acusado por haber iniciado la violencia bipartidista, pues implementó durante su gobierno la “Unión Nacional”. Además durante éste, con el gran incremento de la violencia decidió cerrar el congreso, las asambleas y los consejos municipales, sin mencionar que además alteró la composición de los tribunales de justicia. Mas adelante en las elecciones de 1950 como único candidato se presenta Laureano Gómez quien continúa con las tendencias Ospinistas, generando esto el momento de mayor violencia en la historia de Colombia hasta tal punto que incluso los diarios oficiales –El Tiempo y El Espectador– fueron incendiados, así como también las casas de López Pumarejo y Lleras Restrepo. Laureano Gómez es reemplazado por Roberto Urdaneta Arbeláez en 1951 por problemas de salud, éste segundo queda como encargado y sigue dirigiendo el país con las políticas que mantenía Gómez hasta 1953, cuando éste decide retomar el poder, pues en este momento los militares ofrecen apoyo a Urdaneta para que siga gobernando. Aunque él, se presume firme a Gómez y no permite que esto ocurra. Sin embargo, el 13 de junio del mismo año los militares le hacen golpe de estado a Urdaneta en cabeza de Gustavo Rojas Pinilla, suceso que es mejormente llamado “el golpe de opinión”. Es así como Rojas sube al poder con una promesa de paz dirigida hacia el pueblo y con un discurso persuasivo hace entender que podrá restablecer el orden social y constitucional. A pesar de ello, Rojas comienza a apartarse de los postulados y de las tendencias de los partidos tradicionales, incluso de los gremios económicos, pero cabe anotar que también a él se debe la creación del Dorado, del ferrocarril del magdalena, el Banco Popular, el Sena, el C.A.N, y otorga el derecho al sufragio femenino aunque éste sólo será válido hasta 1957.
Después de crear sendas enemistades con los liberales y los Ospinistas, se comienzan a dar fuertes choques en el gobierno de Rojas Pinilla, pues para nadie es secreto que más que un presidente se transformó más en una figura netamente dictatorial. Es durante su segunda reelección que decide adicionar 25 conservadores más a la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de abril de 1957 y con este acto Ospina Pérez renuncia a la presidencia de la asamblea. Ya en el 24 de Julio de 1956, Lleras Camargo y Gómez firman el pacto de Benidorm en España, donde aceptan que la democracia del país está en completa decadencia. Mas adelante en Marzo 20 de 1957 donde se oponen a la reelección de Rojas y finalmente con la declaración de Sitges (España) se acuerdan las reglas del frente nacional. Cabe anotar, que la reelección de Rojas no se llevó a cabo puesto que en Mayo 10 de 1957 la junta militar se toma la asamblea y la disuelve. Al ver esto, Rojas decide retirarse el mismo mes antes de que la situación degenerara en violencia.
Es así como se da inicio al Frente Nacional con Alberto Lleras Camargo en 1958. Lleras era un político liberal que había sido representante a la Cámara. Director de publicaciones de “La Tarde”, “El liberal”, “El Tiempo”, y “Semana”. Ministro de educación, de relaciones exteriores y de gobierno, y secretario general de la OEA.
Durante el Frente Nacional se intentó llevar unas políticas económicas muy estrictas por parte del presidente habiendo declarado el estado de excepción por conmoción interior. Entre los objetivos de Lleras estaban los de lograr la cooperación bipartidista, evitar la confrontación burocrática, el fortalecimiento del Frente y la erradicación de la violencia en la zonas rurales. Entre otras cosas, durante este gobierno se enjuició a Rojas Pinilla, aunque posteriormente fue absuelto por la Corte Suprema; y también se fundó el INCORA –Instituto Colombiano de la Reforma Agraria-. En cuanto al partido liberal surge una división que fue el MRL, dirigida por López Michelsen y López Pumarejo.
Después del mandato de Lleras Camargo que culmina en 1962, Guillermo León Valencia toma la presidencia con el partido Conservador. Antes de su mandato tuvo cargos como Representante a la Cámara y al Senado, fue embajador de España (1950-1953), participó en la coalición liberal-conservadora la cual causó que Rojas Pinilla dejara la presidencia en 1957. Afrontó durante su gobierno la agitación política y social donde se vieron la creación de las guerrillas de las FARC y ELN, creó la junta monetaria, estableció el impuesto a las ventas, incrementó la actividad del instituto de crédito territorial e inauguró la ciudad Kennedy en Bogotá y los departamentos de Quindío, Risaralda mejor conocidos como “viejo Caldas”.
El segundo periodo liberal durante el Frente Nacional fue el de Carlos Lleras Restrepo, quien fue electo en 1966. Este abogado liberal fue representante a la cámara de Representantes y de Senado, entre sus grandes cargos estuvieron la Contraloría, Ministerio de Hacienda y de Obras Publicas y director de la revista Nueva Frontera. Su periodo fue muy importante ya que fortaleció el poder ejecutivo, lograron así la reforma constitucional de 1968. Afrontó durante su gobierno un mejor manejo económico del país controlando la entrada de plata extranjera al Banco de la Republica, con esto creó PROEXPO –Fondo de Promoción de Exportaciones- e integró al CAT –Certificado de Ahorro Tributario-.
Por último, Misael Pastrana Borrero logra la presidencia para llevar acabo el último periodo del Frente Nacional. Fue electo tras fraude electoral, pues el 18 de Abril de 1970 el presidente en mando –Lleras Restrepo- declaró toque de queda y suspendió las trasmisiones radiales, hasta la mañana del 19 de Abril de 1970 en la cual daban como ganador por escasos votos sobre el líder de ese entonces de las encuestas -Rojas Pinilla-, desatando así inconformidad en muchos de los representantes de la ANAPO y creando el grupo guerrillero M-19. A pesar del fraude Pastrana Borrero fue, y hoy en día sigue siendo respaldado por el partido Conservador diciendo que la victoria fue estrecha y justa; esto ayudó al presidente electo que se concentrara en su mandato y así pudo firmar el contrato de asociación para iniciar la explotación de las minas de Carbón del Cerrejón, crear la central de abastos de Bogotá (Corabastos). Su gobierno se basó en el sector de construcción, generando así empleos y ampliando el mercado interno, elevando el nivel de consumo, pero al final de su periodo presidencial, la inflación creció hasta un punto que los sectores rurales se empobrecieran aún más, presentándose una inestabilidad política.
Así entonces termina el periodo de lo que se denominó como el Frente Nacional, dejando en los colombianos un sabor agridulce por los hechos con los que se cerró este acuerdo político. Pues para nadie fue claro el porque de hacer un alianza para la democracia y luego elegir por medio del fraude a un presidente, deslegitimando por completo el ejercicio democrático; aún cuando esto se hubiera hecho para proteger el mismo orden interno de la Nación. Esto desemboca en lo que fue y ha sido la política en los años subsiguientes de Colombia, un estado donde la democracia se ejerce por poder de los mandantes y de quienes tienen capacidad de de ejercer su voluntad por encima de la de todo un pueblo, llevando a que incluso los mismos partidos vayan desdibujando sus ideales para llegar no al gobierno sino mas bien para controlar el poder que realmente dirige al país. Por eso es que hoy en día vemos como incluso los partidos tradicionales en Colombia ya no tienen ninguna fuerza política imperante, ni unos objetivos en cuanto a idearios políticos claros y más bien se podría decir que existen por pura inercia. Prueba de estos es que en las últimas elecciones presidenciales ocuparon las últimas casillas.
Es por eso que si se ve el fenómeno del Frente Nacional con lupa, se puede afirmar como lo hacen autores como David Bushnell que “El Frente Nacional ha sido la mentira más grande que ha vivido Colombia”, pues los derroteros con los que fueron pensados los partidos políticos se destruyeron completamente en un periodo donde primó más el interés por el poder que el interés por gobernar. Quedó en desuso una idea de mejorar un país, y se impuso una idea de dominarlo bajo el pensamiento de unos pocos, que aunque aparentemente estaban en bandos contrarios, terminaron luchando el mismo grupo que sólo busca enriquecerse con el trabajo de todo un pueblo. Finalmente, es por eso que la historia de nuestro país tomó un rumbo completamente diferente al que aparentemente debió ser; pues tampoco se sabe que habría pasado sin el Frente Nacional.
















































































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada